cerebroysueñosnoemivico

 

Nuestro cerebro tiene un potencial infinito que se construye incesantemente, cada día nacen nuevas neuronas y se crean conexiones entre las existentes, por ello, somos capaces de seguir aprendiendo TODA LA VIDA.

Durante mucho tiempo no se le ha otorgado la importancia que merece a nuestro diálogo interior y cómo el cerebro reacciona a lo que nos decimos y, por consiguiente, interviene en los resultados que conseguimos. En general, aprendemos a relacionarnos con otros mejor que con nosotros mismos pero todo se puede reprogramar.

Te dejamos 10 ideas para tener en cuenta si queremos tener un cerebro orientado a conseguir nuestros sueños:

  1. El cerebro no distingue entre realidad y creencia, de ahí que sea tan importante cuidar cómo nos estamos hablando a nosotros mismos.
  1. El cerebro no entiende muy bien las bromas e ironías por lo que debemos tener cuidado con algunas frases que nos decimos y que, sin querer, pueden reforzar creencias limitadoras infundadas. Por ejemplo: ¡qué tonto estoy!, ¡siempre me equivoco!… 
  1. El cerebro tiene dificultades para entender las frases formuladas en negativo, por eso importante que tus objetivos estén en positivo. Existen expresiones generadoras con las que podemos sustituir a las frases negativas ya que provocan que el cerebro se ponga en modo búsqueda de opciones. Por ejemplo, no es lo mismo decirte “no puedo conseguir mi sueño” a decirte ¿cómo podría conseguir mi sueño? O ¿y si hiciera algo para conseguir mi sueño?
  1. El cerebro entiende e integra mejor las frases cortas y concretas. Si queremos que el cerebro ponga en foco en algo hay que decírselo en positivo y de forma muy concreta. De esto modo le facilitamos la tarea de dirigir todos nuestros recursos hacia el objetivo.
  1. Durante las horas de sueño el cerebro organiza e incorpora toda la información del día por lo que es imprescindible dejarle descansar para ser más efectivos y favorecer el aprendizaje.
  1. El cerebro es capaz de actuar automáticamente a partir de la expresión de tu cara, de forma que si sonríes interpreta que estás feliz. Este es un buen truco para favorecer que el cerebro se ponga a trabajar en solucionar ante situaciones adversas.
  1. Los actos de gratitud favorecen que el cerebro haga foco en lo positivo y trabaje de forma mucho más eficaz.
  1. La multitarea dificulta al cerebro pensar con claridad, mejor un trabajo detrás de otro (con descansos intercalados) para aprovechar la capacidad de máxima concentración del cerebro.
  1. A veces, para recargar el cerebro lo mejor que puedes hacer es NADA.
  1. Jugar fomenta la neurogénesis porque trabaja en la búsqueda de soluciones desde punto de vista diferentes a los que utilizamos en nuestra actividad habitual.

Orienta a tu cerebro a conseguir tus sueños. ¡ Nos esperes más ! ¡ Animate ya !