Bienvenida Mariana, ¿Qué es lo que haces? ¿Por qué elegiste este rubro? ¿Cómo se te ocurrió la idea?

Hace muchos, muchos años, hubo una viejita que estaba loca de amor, loca! Harta de estar harta decidió sacarse un duelo de años de encima yendo a bailar a una milonga, se puso los taquitos y algo de maquillaje y ese mismo día conoció a Miguel, su segundo gran amor. Poco después se casaron. Esa viejita era mi abuela, María. Una eterna enamorada del amor. Ella me enseñó la pasión por los acuerdos, por la mirada amorosa, por el cuidado de tu pareja, me enseñó que en una pareja nada es parejo y ahí, en esa magia es donde descubrí que había mucho por hacer. María ya no está en este mundo, pero en cada pareja busco dejar algo de ella, algo de esa chispa que la hacía brillar cuando hablaba de “su” Miguel, con un amor que nos trascendió a todos. Esa es la inspiración de Clínica de Parejas, funcionar como un espacio donde las parejas se entiendan en sus diferencias, aprendan a negociar, a enojarse, a esperarse, y vuelvan a mirarse con el amor que los unió el día que se conocieron.

¿En qué año comenzaste el emprendimiento? ¿Qué te impulsó a iniciar tu propio negocio?

En el año 2014 di los primeros pasos en Clínica de Parejas, impulsada por las ganas de buscar una solución y de dar respuesta a cientos de parejas que no tenían esperanza de salir de sus conflictos, muchos de ellos generados por una gran dificultad para hacer el amor de forma placentera y feliz.

¿Alguien te ayuda? ¿Cuántas y quiénes son las personas que colaboran con vos?

Tengo un equipo de secretarias y administrativas que organizan la  agenda de mi consultorio y reciben a mis pacientes psicológicos y sexológicos, además de coordinar los días en que brindo terapia de grupo. También cuento con un equipo creativo que se encarga de difusión y prensa de mis talleres de sexualidad, seminarios para adultos y parejas, experiencias sensoriales, coordinan las notas que doy a diario para medios audiovisuales (diarios, revistas online y radios por ejemplo) y otras actividades que voy programando cada semana.

¿Qué te diferencia de productos/servicios similares?

En Clínica de Parejas busco fundamentalmente que cada persona se sienta plena, feliz, llena de esperanza y que busquemos juntos las mejores herramientas y estrategias que se ajusten a lo que realmente pueda hacer, sin utopías. Mejorar la calidad de vida de cada paciente, esté o no en pareja es uno de mis principales objetivos. También, al ser yo del interior y saber la dificultad que tenemos quienes hemos vivido lejos de la Ciudad de Buenos Aires, diseñé una estrategia en la cual podemos tener terapia psicológica o sexual vía Skype: Sexología y Psicología al alcance de tu mano, desde cualquier lugar del mundo.

¿Cómo ves tu emprendimiento en el 2017?

Creciendo! Es un emprendimiento que me hace inmensamente feliz, a mi y a mis queridos pacientes. Realmente es posible cambiar la calidad de vida de cada persona cuando aprenden en pareja a encontrarse en las miradas, a hablarse, a hacer el amor de forma placentera y saludable: cuando aprenden a confiar el uno en el otro.

¿Qué es lo más lindo de ser dueña de tu propio negocio?

Ver a cada paciente entrar temeroso, ansioso y hasta con vergüenza en su primera consulta y saber que sale esperanzado, sabiendo que hay una solución, que no están solos, que no es el único ser humano en el mundo que no puede hacer el amor, volver a verlos poco después con el ego en alto, con ganas de progresar, con lindas noticias para comentarme es realmente un alimento al alma. Esto es lo que me nutre, es mi motor, es el alma de esta propuesta.

¿Hay algo que no harías si volvieras a empezar? ¿Qué cosas?

Soy una convencida de que en todas las experiencias hay aprendizajes. Incluso en experiencias que podríamos pensar en no repetir: ahí también aprendés (¡y mucho!). Lo mejor es capitalizar cada experiencia, cada situación y llevarla hacia un lugar positivo, entender lo que funcionó y tomar lo mejor de aquello que no dió resultado, pero nunca lo descartaría, al contrario, lo tomo como parte del mismo proceso de aprendizaje que me lleva a estar en este lugar hoy.

Por último: ¿Qué consejo le darías a las mujeres que todavía no se animaron a iniciar su propio negocio?

¡Animate! Poné en tu mochila una dosis de paciencia, de técnicas, de estrategias y todo, todo tu talento por delante. Se puede, hay que animarse e intentarlo, te aseguro que la experiencia de ser emprendedora es felizmente liberadora.

¿Tenes alguna promo si mencionan SOY EMPRENDEDORA?  20% descuento en la primera consulta Online mencionando a Soy Emprendedora como asunto en el mail Hola@ClinicaDeParejas.com

 

DATOS DE CONTACTO:

Nombre:  Mariana Kersz

Nombre del emprendimiento:  Clínica de Parejas

Sitio web:  www.ClinicaDeParejas.com

País: Argentina

Provincia:  Buenos Aires

Ciudad:  C.A.B.A.  

Facebook:  @clinicadeparejas

 

 

¿Querés compartir tu historia con otras emprendedoras?

Te invitamos a escribir tu Historia Emprendedora en 1º Persona en el siguiente link HISTORIAS y en breve la publicamos en nuestra web.