Al trabajar por tu cuenta puedes adaptar tus horarios de modo que sean más flexibles y te permitan cuidar de tus niños. Hay muchas madres emprendedoras que han comenzado sus negocios en su casa con éxito, mientras también se encargan de cuidar el hogar y se ocupan personalmente de la crianza de sus hijos.

trabajar_casa_bebe-696x451

Sin embargo, ser emprendedora no es lo mismo que trabajar desde casa.

Es necesario que asumas el riesgo de crear tu propio negocio.

Antes de comenzar determina si tienes las condiciones para hacerlo y luego comienza a estudiar distintas opciones de negocios, para definir cuál es el adecuado para ti.

Madre y Emprendedora: 5 Tips Para Para Lograr un Equilibrio

#1. Desarrolla tu idea de negocios

La clave para emprender un negocio exitoso es formular una idea que se adecue a tu estilo de vida. Para ello debes tener en cuenta las habilidades que has desarrollado en tus trabajos previos o en los estudios que realizaste. Busca algo que te agrade y que hagas realmente bien o en lo que tengas un enfoque personal que te diferencia de los demás.

Otra forma de iniciar un negocio es pensar en las cosas que te molestan o que te provocan frustración en tu vida diaria y luego busca formas creativas para solucionar esas ineficiencias. En ocasiones, todo lo que necesitas es una buena idea y una conexión a Internet para crear un producto o un servicio que modificará tu vida y la de los demás.

#2. Prepárate antes de comenzar

Muchas madres emprendedoras dirigen su negocio a través de su computadora o tal vez han desarrollado un sitio web que es la base del negocio. Es por ello que es importante que te prepares, tomando cursos que te brinden las nociones básicas para manejar sitios web o las finanzas de tu empresa.

Toma clases de administración y de gerencia, si no tienes experiencia previa en esos campos. Ambas habilidades son sumamente importantes para una emprendedora, ya que estarás a cargo de todos los aspectos de tu empresa, por lo menos en el comienzo.

Aprovecha las ventajas que te brinda la tecnología para realizar tus tareas diarias, como los calendarios, el software para llevar la contabilidad o las plantillas electrónicas para realizar inventarios etc.

También es aconsejable que investigues acerca de las historias de otras madres emprendedoras para obtener inspiración para tu negocio o para aprender de sus errores y allanar el camino evitándolos.

#3. Traza un plan

checklist-300x199Es importante que tengas un plan detallado del negocio, cuáles son tus metas, los objetivos y los pasos que darás para conseguirlos.

Este debe contener las estrategias en cuanto a la administración, los costos, las posibles utilidades, el marketing, el público objetivo y las estrategias demográficas a largo plazo.

Hazlo en la forma más profesional posible, ya que tal vez tengas que presentarlo a un banco o a tus amigos o familiares en caso de que necesites un préstamo. Al mismo tiempo deberás desarrollar un plan personal con base en la cantidad de tiempo que debes dedicarle a tus niños, teniendo en cuenta sus horarios y sus necesidades.

#4. Determina cómo administrarás tu negocio

home_office_2Lo primero que debes hacer es buscar un espacio de trabajo en tu hogar. Si tienes una habitación disponible en tu casa, conviértela en tu oficina. Debes contar con una computadora, una impresora y, dependiendo del tipo de negocio, los insumos que necesitas para llevarlo a cabo. Trata de organizar y decorar de tal manera a ese espacio que puedas tener entrevistas con clientes o con el personal, brindándole un aspecto profesional.

Separa el horario que le dedicarás a tu negocio del horario de los niños. Si bien en muchos momentos del día ambos se interpondrán, aprovecha a concretar las entrevistas y a realizar las tareas que requieren de mucha concentración cuando tus hijos se encuentran durmiendo, estudiando o cuando asisten a determinadas clases.

En caso de necesitar empleados, busca personas confiables con mucha iniciativa. No necesariamente tus amigos o los miembros de tu familia son la mejor opción si necesitas contar con un empleado que te ayude a lidiar con determinados aspectos de tu empresa. Tómate el tiempo necesario para realizar las entrevistas y para saber cómo reaccionan los postulantes ante determinados problemas para determinar cuál es el más adecuado para ayudarte con tu proyecto.

Haz que tus hijos participen de tu emprendimiento. Si tus hijos ya son adolescentes puedes asignarles determinadas tareas con el fin de que te ayuden con tu negocio. Esto los hará sentirse partícipes del emprendimiento y tendrán una mejor idea acerca del trabajo duro y de la necesidad de arriesgarse para triunfar.

mujeres_en_la_web#5. Ponte en contacto con otras madres emprendedoras

Si logras formar una red con otras madres que ya tienen experiencia en la tarea de crear un negocio y administrar un hogar podrás beneficiarte de sus conocimientos, te ayudarán a resolver determinados problemas e incluso pueden ponerte en contacto con determinados proveedores o empleados para que logres llevar a cabo tu idea.

Por último, es importante que sientas pasión por lo que haces. Es probable que, al menos mientras te estás estableciendo o comenzando, debas trabajar muy duro para que tu empresa despegue. La pasión y la motivación son las que te permitirán equilibrar las largas horas de trabajo con el cuidado de tus hijos y tener éxito en ambas tareas.

Fuente: MujeresdeEmpresa